ropa y accesorios éticos, reciclados y únicos

sobre mí

Dicen que mi esencia es azul, que soy agua, que tengo alas, en realidad solo necesito estar cerca de agua y sentirme libre para volar.

 

Mar de Alas llegó a mí durante un viaje a Nueva Zelanda, donde el mar y la naturaleza lo es todo. Disfrutar de ese paraíso y ver ballenas me conmovió. Dicen que son símbolos de una fuerza espiritual increíble, al verlas sumergirse me inspiró la idea de entrar en la parte más profunda de uno mismo para explorar lo que nos mueve, nos motiva y sacar luego las alas para volar y llevar a cabo lo que se desee. 

Escondido detrás de este proyecto se oculta el deseo de volver a vivir cerca del mar, donde nací en Euskadi, allí donde hace siglos la fama de los navegantes vascos por su incesante captura de ballenas era bien conocida. Afortunadamente ya no, y es allí donde encuentro enlaces a lo más profundo de mi ser, que ayudan y contribuyen a mi bienestar y mi paz interior.

 

Necesitaba crear una marca con aromas de mar, de libertad, de movimiento y que anime a conectar con el mundo. 

Mar de Alas desea conectar con amantes del mar, de aquí y allá, que respeten este planeta que nos acoge, amantes de la risa, amantes de la vida.

 

Puedo reducir mi historia al afán que siempre he tenido de buscar y dar uso a las cosas en desuso. Crear a partir de textiles y accesorios ya existentes. Reducir el impacto que muchas industrias tienen en nuestro planeta. Reutilizar pero Re-inventando para dar hueco a la creatividad y terminar con un producto único

 

Reciclar es necesario y muchas de mis creaciones así nacen. " Nada desaparece, todo se transforma"

 

Existen dos palabras en japonés que reúnen dos conceptos que describen lo que siempre he sentido por las cosas y el valor que le he dado.

 

Una es Kintsugi, que es el arte de arreglar cerámica rota según el Budismo Zen añadiendo resina y oro en polvo, plata o platino a la grieta,  y de ese modo, iluminar la imperfección, alargar la vida útil del objeto y convertirlo en un producto más refinado que el original. Me apasiona la idea de añadir valor a un producto solo por el arte de la transformación. Mar de Alas desea seguir este ejemplo. No sólo no tirar, sino además de reutilizar, mejorar lo que ya tienes

 

Y la segunda palabra es Furoshiki, que es el arte de envolver con telas, es una práctica tradicional que nos muestra cómo podemos utilizar nuestros textiles dando aún más importancia al objeto que se envuelve, esto es de una sensibilidad tal que Mar de Alas lo ha adoptado para  sus productos, y que tú siempre recibirás en papel reciclado, telas convertidas en saquitos o simplemente telas y cuerda. 


Espero que os guste. Feliz visita.



tu granito de arena

Mar de Alas colabora con varias organizaciones que trabajan por causas que van desde erradicar el hambre hasta limpiar nuestros océanos, simple y llanamente porque creemos en un mundo mejor, llámanos inocentes, pero cada razón que elijas y luches por ella, por pequeña que sea, vale la pena.  Tú también puedes aportar tu granito de arena, valora lo que te mueve a colaborar, qué causas, cómo te gustaría ayudar, si aquí encuentras lo que buscas, sólo tienes que hacer una compra o hacer tu donativo directamente con las organizaciones que puedes ver en nuestro compromiso.